Cómo planifico una unidad de estudio

Antes de comenzar a hablarles sobre la planificación, creo que debemos dejar claro qué es una “unidad de estudio”. Cuando nos referimos a unidad de estudio en el marco de la educación, nos referimos a colecciones de actividades educativas vinculadas a un mismo tema. Este sistema es muy popular entre las familias que educan sin escuela porque brindan un enfoque práctico para el aprendizaje, incorporando a la vez materias como matemáticas, ciencias, lenguaje o lectoescritura y ciencias sociales.

Dejando esto claro, podemos seguir: ¿Cómo planificar una unidad de estudio?

El planner

Lo que marcó un antes y un después en la forma en que preparo y organizo las unidades de estudio, fue este video de Hapa Family. En este video Ashley nos comparte este planner que diseñó y su estrategia de organización. Eso me ayudó a organizar lo que ya yo venía haciendo desde hace tiempo con Migue.

El planner está en inglés. Aquí les comparto mi traducción y adaptación a mis necesidades. Yo no uso todas las páginas. Con el tiempo de uso he descubierto qué páginas me resultan útiles y cuáles no y solo uso las que me faciliten el trabajo. A continuación les muestro, porque lo que no funciona para mí, bien pudiera resultarle útil a otra persona.

Página “Planificación de Unidad Mensual”
Página “Actividades de la Unidad de Estudio”
Página correspondiente a cada mes

Las tres páginas que se muestran arriba, son las que no utilizo. La página diseñada para la “Planificación de Unidad Mensual” (la que se muestra más a la izquierda), creo que le vendría genial a alguien que siga un plan de estudios anual, o que prepare los contenidos con varios meses de antelación y quiera, o necesite, ver los contenidos organizados en una vista anual.

Yo no la utilizo porque planifico lo que estudiamos en función de lo que observo que genera interés en mi hijo, y me resulta imposible prever qué le va a interesar dentro de 2 meses. Lo único que puedo preparar con anticipación son las actividades relacionadas con una temporada en concreto, como fue el caso de la temporada de otoño o la Navidad.

La página diseñada para las “Actividades de la Unidad de Estudio” (la que se muestra en el centro), puede resultar útil para hacernos la idea de los materiales que nos hace falta elaborar o comprar. Pero he logrado suplir su función con otra que les mostraré más adelante.

Las páginas que reflejan el calendario mensual (en la derecha se muestra la correspondiente al mes de enero) fueron muy útiles para mí cuando seguía el sistema de presentar una actividad por día. Pero en la manera en que nos organizamos ahora (más sobre eso más adelante en este artículo), esta página no tiene mucho sentido para nosotros. Pero es más una preferencia personal, ahora disfruto más tener una visión semanal de las actividades que realizamos.

Actividades de la Unidad de Estudio
Plan de Clases Semanal

Estas son las dos páginas que se han hecho imprescindibles para mí, porque han demostrado ser útiles y van perfecto con la forma en que me gusta organizarme. Así que les mostraré, más o menos, cómo las utilizo.

Lo primero que hago cuando voy a comenzar a planificar una unidad de estudio, cuando ya he decidido el tema, es comenzar a buscar, dentro de las actividades que tengo guardadas en mi computadora, las que se corresponden a ese tema. Aquí tienen una imagen de cómo luce mi carpeta de unidades temáticas en mi pc.

En una carpeta tengo todas las actividades que me voy encontrando organizadas en carpetas por temática.

Dentro de la carpeta correspondiente a cada tema, organizo las actividades por áreas

Aquí, por ejemplo, están las actividades de matemáticas de la temática de la granja.

Para lo que utilizo la página de Actividades de la Unidad de Estudio es para hacer un primer borrador, con todas las actividades que tengo con respecto a un tema en específico para cada área, según el nivel en que esté mi niño en ese momento y las habilidades que me interesa trabajar con él.

Así quedó la página luego de anotar, de entre todas las actividades que tenía con la temática de insectos, las que pienso me pueden servir para trabajar con mi niño según su nivel e intereses ahora mismo.

Como pueden apreciar, hay áreas en las que tengo más actividades de las que necesito (estoy pensando en una unidad de estudio de tres semanas, quizás dos si el niño pierde interés o cuatro si le gusta mucho) y otras (como música y vida práctica) donde no tengo ninguna.

Es el momento de bucear el Internet en busca de ideas para completar lo que me falta, incluyendo revisar videos de YouTube en busca de canciones infantiles para el área de música.

Una vez que tengo todas las actividades que necesito, es hora de organizar el contenido por semanas. En la columna de la izquierda escribo por cada área: 1- el nombre de la actividad que vamos a realizar, 2- el nombre del archivo tal y como aparece en la pc (en caso de que sea un documento y que no lo haya creado yo), 3- el nombre de la página de donde obtuve el archivo.

En la columna de la derecha escribo, por cada actividad, los materiales que voy a necesitar. Esto me da una idea clara de lo que tengo y lo que necesito comprar y/o hacer.

Luego toca preparar físicamente el material. Eso se los compartiré otro día.

Frecuencia de las actividades

Al principio, tal y como estaba estructurado en el planner, presentaba 1 actividad al día. Esto está muy bien, pero tenía un pequeño inconveniente: el día que el niño no quería hacer la actividad que correspondía a ese día (lo cual es algo perfectamente NORMAL), se creaba un salto en la programación. Estaba entonces apurada al siguiente día porque debía hacer 2 actividades, la que estaba planificada más la “atrasada”. Eso suponiendo que al siguiente día sí quisiera hacer las dos… 🙂

Ahora lo que hago es que pongo a su alcance todas las actividades que tengo preparadas para la semana, excepto materiales de arte y manualidades (para esta área siempre tiene a su disposición lápices de colores y plastilina y cuando yo puedo supervisarlo, entonces accede al resto de materiales) y otros como cajas sensoriales o algunos elementos que usamos para experimentos que los preparo cuando los vayamos a usar. Cuando él descubre los nuevos materiales su curiosidad lo empuja a preguntar “¿y esto qué es?” (es la pregunta favorita del momento) y en ese momento le explico.

Hace un tiempo una guía Montessori me explicó, que en un ambiente Montessori los niños tiene libertad de trabajar con el material que deseen, pero tienen un límite: ese material se les debe haber presentado antes. En casa nosotros no seguimos un currículo Montessori, pero sí mi forma de educar (y criar en sentido general) está muy influenciada por esa filosofía. Pero en el caso de esta regla en particular, en casa no la seguimos.

En muchas ocasiones me resulta beneficioso que explore el material antes de usarlo en una actividad estructurada. Sobre todo en el área de matemática, donde utilizamos muchos elementos manipulativos, si nunca están a su alcance y de pronto los saco para hacer una actividad guiada por mí, lo más seguro es que esté desconcentrado tratando de explorar los materiales. Sin embargo, si ya los exploró antes, va a ser más fácil que quiera utilizarlos de una forma más estructurada.

Desde luego, esto es algo que nos funciona a nosotros. No quiere decir que sea la forma correcta de hacerlo.

¿Por qué 2 semanas?

Aquí les va algo de historia.

La primera vez que planifiqué una unidad de estudio para Migue (fue una mini unidad sobre los animales de la granja), planifiqué alrededor de 1 semana y ¡los materiales estuvieron fuera meses! Migue estaba fascinado. Yo iba incorporando otras actividades, pero esos materiales seguían siendo usados.

Luego hubo mini unidades, enfocadas sobre todo al vocabulario: de objetos de la casa (objetos de la cocina, objetos del baño…), de frutas y vegetales, de figuras geométricas…

Después de eso, comenzó un interés profundo en las letras y números y nos enfocamos en eso: muchas oportunidades para contar, contar y contar en nuestro día a día, letras magnéticas en el refrigerador, todo lo que quería ver en su tiempo de pantalla era relacionado con letras y números… Pero sin hacer ninguna actividad muy estructurada sobre esto.

Entonces llegó el período de los dinosaurios, con un interés muy profundo que dura hasta el día de hoy. Entonces decidí retomar las unidades de estudio y planifiqué esta para 4 semanas. Aunque después cambiamos de unidad de estudio, varias actividades quedaron en uso.

Pero yo sentí que 4 semanas era abrumador. Me dio mucho miedo que se aburriera de tanto hablar del mismo tema, o que se sintiera presionado y dejara de resultarle interesante.

Entonces, resumiendo, ¿por qué la mayoría de las unidades de estudio han sido de dos semanas?

  1. Porque me da miedo que se aburra de tanto hablar sobre un mismo tema por mucho tiempo
  2. Porque las demás unidades de estudio que he preparado no han sido sobre intereses profundos. Han sido sobre temas que veo que le interesan algo y aprovecho y profundizo un poco, pero no le interesan tan profundamente como los dinosaurios.

Cómo sé qué debe aprender mi hijo

Cuando una familia decide llevar un currículo, no tiene que hacerse esta pregunta. Tu hijo aprende lo que dice el currículo que debe aprender. Pero nosotros decidimos ir un poco más libres y dejarnos guiar por los intereses de Migue, aunque siempre siguiendo unas pautas lógicas para no saltarnos pasos en su desarrollo.

En general, lo único que utilizo para guiarme en este sentido, es la Guía Portage de Educación Prescolar. Esta guía, de la que escuché por primera vez en el canal My Homeschool Project, NO es un currículo, sino que me sirve como herramienta diagnóstica para ver con qué destrezas y habilidades cuenta Migue en relación con lo pronosticado para su edad y a partir de ahí planificar las actividades que conduzcan a potenciar esas destrezas y habilidades que le corresponden.

Esta Guía está dividida en cinco áreas del desarrollo:

  1. Autoayuda: Se refiere a las destrezas que muestra un niño en función de su autonomía con respecto al adulto (comer solo, vestirse, ir al baño, poner la mesa…)
  2. Desarrollo motriz: Se refiere a las capacidades vinculadas a la motricidad fina y gruesa (caminar, ensartar cuentas, lanzar una pelota, armar juguetes de encajar…)
  3. Socialización: Se refiere a las destrezas sociales, a la interacción con las personas que le rodean (saludar y despedirse, decir por favor y gracias, seguir reglas en un juego…)
  4. Lenguaje: Se refiere a las habilidades comunicativas y lingüísticas (cantidad de palabras que conoce, formulación de preguntas, uso de las estructuras gramaticales correctas…)
  5. Cognición: Se refiere a las habilidades relacionadas al desarrollo cognitivo como la memoria, la atención, la percepción, la resolución de problemas…

Aunque en la información que he buscado sobre esta Guía dice que sus objetivos se basan en patrones de crecimiento y desarrollo normal, hay que recordar que todos los niños son diferentes y por tanto este documento no debe dejar de ser lo que su nombre indica: una guía, algo para saber en qué dirección movernos, qué aspectos trabajar con nuestros niños en las edades correspondientes entre el nacimiento y los 6 años de edad.

Por ejemplo, en mi caso mi hijo con 2 años y 4 meses sabía los números hasta el 10 y ponerlos en la secuencia correcta, las letras del alfabeto (mayúsculas y minúsculas y relacionarlas entre sí)… y estas son habilidades que según la Guía son objetivo de niños entre 5 y 6 años de edad. Sin embargo, no salta con los dos pies, ni dibuja líneas ni círculos, que son habilidades que según la Guía deben dominar niños entre 2 y 3 años de edad. Esto no me preocupa, pero sí me indica qué debo trabajar con él.

Materiales que utilizo

Para terminar quiero darle unos tips para encontrar material. La inmensa mayoría de los materiales (imprimibles) que utilizo con Migue son gratuitos. Muchos de ellos los recibo por correo como preview, o las páginas los ofrecen gratis por un corto tiempo como regalo a sus seguidores y luego los ponen a la venta.

Por este motivo les recomiendo que, si hay una página que te gusta mucho su contenido, te suscribas a su boletín, o newsletter. De esa manera tendrás acceso a todas esas ofertas.

Pero, ¡OJO! Si te suscribes a cada página que encuentras, terminarás inundada en emails (me ha pasado). Escoge los creadores que se alineen con tu estilo y que ofrezcan contenido de calidad y no tanto spam y promociones.

Y también recuerda que esos creadores trabajan muy duro para regalar contenido de calidad a sus seguidores, por tanto, si ves algo que te guste en su tienda y te lo puedes permitir… ¡CÓMPRALO! De esa manera lo ayudas a que siga creando contenido para ti.

Mis páginas favoritas

A continuación te dejaré mis páginas favoritas con tienda de recursos online y una gran biblioteca de contenido gratuito. La mayoría está en inglés, pero hay algunas también en español.

My Homeschool Project

EducaHogar.net

Little Spark Company

Stephanie Hathaway Designs

Chickie & Roo Homeschool

Every Star is Different

Trillium Montessori

Gift of Curiosity

I Believe in Montessori

Hasta aquí lo que quería comentarles en el día de hoy. Si lo deseas puedes ver un video en directo donde converso sobre este tema. Te invito además a que pases a revisar las unidades de estudio que he preparado hasta el momento.

No te olvides de dejarnos tu like si te ha gustado, compartir con tus amigos a quienes les pueda interesar esta información y dejarnos tu comentario con opiniones y sugerencias.

Un comentario en “Cómo planifico una unidad de estudio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: